Páginas

domingo, 29 de julio de 2012

Para limpiar el desastre de casa que he dejado / bastan rezar tres padres nuestros y dos aves marías / y que Dios, el Cura, el Padre, tu madre y tus hermanos nos libren del pecado / del qué dirán / de la mala reputación / de las malas amistades.