Páginas

jueves, 13 de septiembre de 2012

Y no sabes lo bonito que es, salir de la bobería y caminar largos trayectos hasta donde vives, tener a tu gata en mis piernas. No sabes lo bonito que es, decirte que lo he visto y he llorado todo y que por fin, puedo meterte en mis sueños y hablar con mi almohada, escuchar Blue Bayou juntos, léeme un poema de amor por favor, que me gustan tus letras rasgándome la garganta. No sabes lo bonito que es, cuando me preparas leche para el desayuno, si compras gaseosa me da igual, siempre me vas a consentir preparándomela, mientras yo abro el pan con mis dedos y lo relleno de mortadela. Y te voy a cuidar siempre, dándote de beber agua, porque la Pepsi hace daño en las mañanas, en el estómago deshabitado. No sabes lo bonito que es, celebrarlo todos los días, alargar el cumpleaños de nuestro querido amigo Joe, entonces quiero alargar todos los cumpleaños, todas las vidas, estirarlas, para pasearme en su masa, resbalarme cada vez que se me de la gana, y pienso que mañana será el último día de mi vida, por eso voy silbando, a ver si me escuchas y sales a hacerme compañía,