Páginas

martes, 2 de octubre de 2012

En el lado de tu cama

No me aterra pensar en el tiempo
que haz destinado para remover la tierra
reposada en mi corteza 
no me aterra.

Te proporciono esta pieza,
cava y clava en ella 
todo lo que eres tú
que soy yo.

Siembra dentro de mí.
Soy una planicie llena
de miedos.

Juro que
nadie vendrá a cosechar
este terreno.