Páginas

viernes, 8 de enero de 2016

Dos semanas separados
 dos semanas sin sexo
 dos semanas de masturbación
dos semanas de porno en mi cabeza. 

En esas dos semanas, día a día he ido recordando como era hacer el amor,nuestro protocolo, como era estar juntos en la cama, desnudos, despiertos, acelerados, locos, agitados cambios de posturas, el coito, la lentitud, el final, la caída nuestros cuerpos, el placer, el descanso eterno.

Pero haz llegado y aquí estas. 

Tan apresurado como yo.